ayuda con prevencion

07 Feb 2019 11:14 #1 por venusmarisol
ayuda con prevencion Publicado por venusmarisol
Buenos dias colegas.
Solicito ayuda y asesoria a la vez, resulta que presente demanda y me hacen prevencion de que legitime en legal forma mi personeria, debido a que el poder esta con mis apellidos de casada y en el escrito lo hice con los de soltera porque asi esta mi tarjeta y sellos..... que hago? solo aclaro que hoy estoy casada y por eso asi el poder y que soy la misma persona o sera que me van a declarar la inadmisibilidad por no presentar nuevo poder con los apellidos de soltera porque asi los puse en el escrito????? hay base legal o jurisprudencia para fundamentar que no debe ser motivo de prevencion o inadmisibilidad?


Les agradecere sus aportes

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

07 Feb 2019 11:54 #2 por bambi
Respuesta de bambi sobre el tema ayuda con prevencion
Hay Juzgados donde al presentar una demanda lo primero que hacen es buscar en que se puede bloquear para continuar con el tramite del proceso, y primero previenen para ver si la persona subsana y si no lo hace lo declaran inadmisible. si le han prevenido es porque quieren que vaya el poder conforme al nombre de la tarjeta y yo le aconsejaría que así presente el poder, o con los dos nombres el poder, porque sino se lo declararan inadmisible y será peor. así es que mejor subsaneles como ellos quieren.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

07 Feb 2019 15:15 #3 por luciket
Respuesta de luciket sobre el tema ayuda con prevencion
Si esta registrada en la CSJ su nombre de abogada como soltera asi debería de ir el poder. Sugiero que le otorguen nuevo poder sus clientes tal como esta en su tarjeta de abogada y sello.

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

08 Feb 2019 17:23 #4 por MMM
Respuesta de MMM sobre el tema ayuda con prevencion
espero le sirva lo siguiente:

DEMANDA

DIFERENCIA DE NOMBRES DEL SOLICITANTE EN LA DOCUMENTACIÓN PRESENTADA, NO CONSTITUYE MOTIVO DE INADMISIBILIDAD CUANDO SE ADVIERTE QUE ES LA MISMA PERSONA

“el objeto de la alzada se constriñe en determinar si es procedente revocar, por no estar apegada a derecho, la interlocutoria que declaró inadmisible la demanda de Divorcio, o en su caso confirmarla.

Encontramos en el sub lite, que previo al rechazo de la demanda, el Juez a quo, mediante proveído de fs. […], realizó varias prevenciones a los apoderados de la demandante, Licenciados LUIS ANTONIO L. P. y FRANCISCA DEL CARMEN L. H.; entre estas (y que origina la inadmisibilidad de la demanda), destaca la relativa a que legitimaran debidamente su personería, por considerar que en el poder presentado no se consignó correctamente el nombre de la profesional a quien se otorgó originalmente dicho poder, pues no se debió usar la conjunción “o” al consignar su nombre, no teniendo respaldo legal para usar indistintamente su nombre de soltera y el de casada, y ordenó que para cumplir con ello, debían presentar un nuevo poder, cumpliendo con los Arts. 10 y 11 L. Pr. F., 68 y 69 C.P.C.M. Al pronunciarse sobre tal exigencia, los apelantes en el escrito de subsanación de dicha prevención (fs. […]), expresaron: que resultaba inoficioso la presentación de un nuevo poder, por estar otorgado conforme a la Ley, señalando que en el caso de la mujer es dable en razón de ser conocidas primeramente con su apellido de soltera y posteriormente con el de casadas, no siendo necesarias las diligencias de identidad, y por tal razón en el ámbito notarial se utiliza “o” y también “hoy de”; pero que además el Art. 32 de la Ley de Notariado, respalda tal actuación para consignarse el nombre de esa manera, considerando que dicho poder está otorgado con arreglo a la ley.

En primer lugar, es pertinente dejar claro, que dentro de las facultades y obligaciones de todo juzgador(a), se encuentra el examen liminar de las demandas o solicitudes que le presentan, a efecto de determinar si éstas cumplen o no con los requisitos de forma y de fondo que la ley establece para su tramitación. En ese orden, el Art. 96 L. Pr. F., es claro al establecer que examinada la demanda (o la solicitud en su caso), si careciera de requisitos que exige la ley, se puntualizarán a efecto de que sean subsanados dentro de los tres días siguientes a la notificación y de no hacerlo, la consecuencia será la declaratoria de inadmisibilidad de la demanda. Tales prevenciones tienen como fin hacer saber al actor o solicitante, los errores u omisiones presentes en la demanda o solicitud; pero de ninguna manera pueden ser excesivas o riñan con el principio de legalidad.

IV. De esta forma encontramos en el sub lite que el Juez a quo determinó a los apoderados de la demandante, la exigencia de presentar un nuevo poder, en razón de considerar que el presentado no estaba conforme a la ley, pues en el mismo se había consignado el nombre de la apoderada de la demandante de la siguiente forma: Licenciada CECILIA DEL CARMEN C. DE H. o CECILIA DEL CARMEN C. C. Sosteniendo el tribunal a quo que tal circunstancia no está sustentada en la ley, pues si bien esos dos nombres le corresponden a la referida Licenciada, en el ámbito profesional debe identificarse como consta en su Tarjeta de Identificación de Abogado, pues el mandato recae en su calidad de profesional del derecho y no en su calidad personal.

Al respecto, esta Cámara hace la siguiente consideración: Al observar el Testimonio de Escritura de Poder y Acta de Sustitución a favor de los apelantes, se denota que efectivamente en el mismo se ha consignado el nombre de la profesional, a quien se le confirió Poder, en la que aparece como CECILIA DEL CARMEN C. DE H. o CECILIA DEL CARMEN C. C., advirtiendo conforme a la documentación anexada, que indefectiblemente ambos nombres y apellidos corresponden e identifican a la misma profesional; quien a su vez ha sustituido dicho poder a favor de los apelantes. Tal situación consideramos, por una parte no tiene nada porqué incidir en el resultado el presente proceso, pues ni siquiera se trata del nombre de la demandante, para poner en duda la actuación de sus apoderados y considerar por ello que dicho poder no es válido, lo cual nos parece excesivo; y menos todavía, para justificar que tal exigencia -la presentación de un nuevo poder- se hace para brindar tutela efectiva a los intervinientes del proceso, como lo señala el tribunal a quo en su decisorio de rechazo de la demanda.

Consideramos que tal circunstancia suscitada en el poder, no lo invalida per se, ni tampoco deslegitima el actuar procesal de los Licenciados LUIS ANTONIO L. P. y FRANCISCA DEL CARMEN L. H., para intervenir en el proceso que hoy se inicia, pues al margen de que se haya consignado que la profesional a la que se le otorgó originalmente el poder, es conocida indistintamente con ambos nombres, resulta evidente que le pertenecen y no podría exigírsele, como lo hace el tribunal a quo, que comparezca (o se le otorgue un mandato) con uno solo de ellos, pues en su Documento Único de Identidad aparece con su apellido de casada, por lo que no puede sostenerse que por ello no es válido. En este punto resulta pertinente señalar, que corresponde al Juzgador hacer la respectiva armonización en la interpretación de las leyes, en este caso específicamente la Ley del Nombre de la Persona Natural y la Ley de Notariado, en razón de su desfase temporal. En virtud de ello, consideramos que no es procedente exigir la presentación de un nuevo poder, pues a nuestro juicio, el poder que se ha presentado resulta suficiente para la actuación de los expresados profesionales.

Estimamos que tal exigencia resulta innecesaria y no debería constituir un requisito para la admisión de la demanda, pues a nuestro juicio tal exigencia constituye un exceso de rigor ritual. Al respecto debemos indicar, que el Art. 23 L. Pr. F., ordena a los Jueces y Magistrados “evitar el ritualismo”, llamado en la doctrina exceso de rigor ritual manifiesto; pero además, resulta ser un obstáculo de acceso a la justicia, y se contrapone al principio rector de evitar toda dilación innecesaria y tomar las medidas pertinentes para impedir la paralización de los procesos; pues como se sabe, es una obligación de los Jueces de Familia, ser garantes de la tutela judicial efectiva, para lo cual se les concede amplias facultades en el dirección del proceso. Art. 7 L. Pr. F.

En virtud de ello, consideramos que es procedente revocar la interlocutoria impugnada, pues la decisión del Juez a quo de declarar inadmisible la demanda, no está apegada a derecho, y consecuentemente admitir dicha demanda, por reunir los requisitos mínimos para su admisión.”

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

12 Feb 2019 16:16 #5 por Veritas et aequitas
Respuesta de Veritas et aequitas sobre el tema ayuda con prevencion
Gracias por la info

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Tiempo de carga de la página: 0.285 segundos
Gracias a Foro Kunena